Cómo evitar el consumo de azúcar

Publicado el 10/07/2019

Temas: General ,  

El consumo excesivo de azúcar es uno de los temas que más preocupan y alertan a la sociedad actual. Aunque en España el consumo de este alimento es muy inferior al que corresponde a los países desarrollados en general, los niveles son todavía bastante elevados de los recomendados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su última actualización el año 2015 mantiene la recomendación de limitar el consumo de azúcares, tanto libres como añadidos, a menos del 10% de la ingesta diaria total. No obstante, para obtener mayores beneficios para la salud, hay que limitar el consumo de azúcar añadido a menos del 5% de la energía total diaria.

¿Qué son los azúcares libres?

Son aquellos azúcares que los alimentos no contienen naturalmente, sino que son añadidos. La glucosa, la fructosa, la sacarosa, el azúcar de mesa, así como otros monosacáridos pertenecen a este grupo. Estos se añaden de forma artificial a alimentos y bebidas, pero hay otros que los contienen de forma natural, como pueden ser los de frutas o la miel.

Imagen relacionada

¿Qué consecuencias tiene el consumo excesivo de azúcar?

La más evidente de todas y en la que todos pensamos primero es en el aumento de peso, que puede derivar en problemas de obesidad y todo lo que esto conlleva: enfermedades cardiovasculares, diabetes, colesterol, hipertensión y otras. Pero eso no es todo, ya que si el consumo de azúcar está sustituyendo el aporte de otros nutrientes esenciales y necesarios para nuestro organismo, se puede ocasionar un déficit de vitaminas y minerales en nuestro organismo que derivará otros problemas médicos.

¿Qué pasos podemos servir para reducir y/o evitar el consumo de azúcar?

1- La primera recomendación, muy importante, que os damos es que no eliminéis todo el azúcar de golpe, sino que lo hagáis poco a poco para que el cuerpo y el paladar se vayan acostumbrando al sabor natural de los alimentos. Para hacerlo, cambia todas las bebidas gaseosas o azucaradas de tu nevera por té frío, agua con gas o aguas aromatizadas con frutas.

2- El siguiente paso sería reducir la cantidad de azúcar añadido a productos como yogures, infusiones y café; en lugar de añadir azúcar, mézclalos con fruta y disfruta del sabor de los alimentos no procesados. Obviamente, retira completamente de tu dieta alimentos ricos en azúcar como pueden ser las mermeladas, los dulces o la bollería. Existen productos en el mercado con sabores muy parecidos y con mejores valores nutricionales, como los productos Dietpro. Échales un vistazo en nuestra web.

Imagen relacionada

 

3- En el momento de tomar harinas, cambia las refinadas por las integrales. Al tener más fibra, te mantendrán saciado más tiempo y no tendrás la necesidad de comer productos azucarados.

4- Aprende a leer las etiquetas de los productos. En muchas ocasiones, la ignoráncia es el motivo por el que adquirimos un alimento, ya que en muchas ocasiones desconocemos las grandes cantidades de azúcar quecontienen. Es por eso que tenemos que aprender a leer bien el listado de ingredientes, sobretodo en salsas, platos precocinados y alimentos 'azucarados'.

5- Y el último consejo es que hagas las 5 comidas diarias recomendadas para mantener la insulina estable, para que de esa forma no se disparen los antojos y puedas controlar tu alimentación. Lee las etiquetas

En conclusión, apuesta por una alimentación consciente, sana y equilibrada. Si necesitas ayuda, puedes contactar con nostotros y nuestros nutricionistas te asesorarán de forma gratuíta. ¡Únete al cambio

 

Siguiente Anterior

Deja tu comentario