10 hábitos para una alimentación saludable en verano

Publicado el 12/08/2019

Temas: General ,  

¿Sabías que cuando nuestro cuerpo está relajado y en harmonía, gastamos menos calorías? Es lo que suele pasar con la llegada del verano, el calor y las vacaciones en general. Es por eso que, de cara al verano, deberíamos adaptar nuestro comportamiento en consecuencia a esta reducción del gasto calórico. ¿Por qué engordamos en vacaciones, entonces? Porque en realidad acabamos haciendo todo lo contrario y en lugar de reducir la cantidad de producto que consumimos, acabamos comiendo en exceso.

Y no es de extrañar, las vacaciones son una época en la que cambiamos nuestros horarios, desordenamos nuestra conducta y transformamos nuestros hábitos diarios. En definitiva, salimos de nuestra rutina. Nos levantamos tarde y acabamos saltándonos comidas, comiendo algo rápido en nuestro tiempo libre, nos demos más caprichos de los que deberíamos y nos permitamos comidas que no probaríamos durante el resto del año.

¿Y qué hábitos saludables podemos seguir en verano para evitar estos desórdenes sin renunciar al placer? Hay varios, es por eso que os vamos a dar un listado de los más importantes.

1- Realizar un desayuno completo y variado
Uno de los problemas de las vacaciones es que nos vamos a dormir tarde y, por consiguiente, nos levantamos también más tarde, lo que implica que en muchas ocasiones nos saltemos el desayuno y pasemos directamente a la comida. Este es el error más grande de todos, ya que realizar un desayuno completo y variado es fundamental para afrontar el día con energía. Como en verano tenemos más tiempo, deberíamos apovechar estos minutos de más para dedicarlos al desayuno y comenzar la mañana con alegría.

2- Espaciar las comidas
Una de las tentaciones más grande de las vacaciones son los picoteos. Tener tiempo libre y pasar horas de descanso, muchas veces cerca de la cocina, hace que la tentación de correr a la nevera y probar todo lo que hay en ella se haga más difícil de controlar. Es por eso que es muy importante evitar las comidas copiosas. En lugar de eso, hacer varias comidas ligeras al día nos ayudará a estar saciados y no tener necesidad de picotear lo primero que encontramos.

Resultado de imagen de french fries

 3- Hidratarse
Con el aumento de las temperaturas debemos aumentar el consumo diario de líquidos para mantenernos hidratados. Elegir sobretodo agua (podemos acompañarla de frutas como la naranja o el limón, o incluso aprovechar para incorporar alguna infusión fría que le de sabor).

4- Eliminar bebidas carbonatadas y alcohólicas
Cuando hablamos de hidratarnos, no nos referimos a beber más bebidas cargadas de azúcar y alcohol. Y esto es algo muy importante, ya que las vacaciones son época de excesos de todo tipo. Sustituye las bebidas con alto contenido en azúcar por otras más saludables: tés, infusiones frías y zumos naturales. Y si tenemos una ocasión especial, lo mejor es optar por refrescos sin azúcar.

5- Practicar ejercicio a diario
Las vacaciones y el buen tiempo son el momento perfecto para moverse más. Aprovecha para caminar por la playa, nadar, hacer senderismo, ir en bicicleta... ¡Todas las opciones son buenas para moverse y disfrutar!

6- Priorizar la fruta y la verdura
En verano hay una gran variedad de frutas y verduras, por lo que comer tres piezas al día resultará muy sencillo y refrescante. No solo nos aportan fibra, vitaminas y minerales, sino que también ayudarán a mantener las defensasa y antioxidantes que necesita nuestro organismo.

7- Reducir el consumo de alimentos que aportan calorías innecesarias
Asegurarnos de que con nuestras comidas estamos ingeriendo todos los nutrientes esenciales que nuestro organismo necesita, es muy importante para no caer en caprichos innecesarios que nos aporten calorías extra. Es por eso que escoger bien los alimentos que tomamos es una prioridad: con frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, huevos, pescados y carnes, reduciendo siempre las proporciones de hidratos de carbono, limitando la cantidad de grasas y dando prioridad a las proteínas.

8- Tener cuidado al comer fuera 
Cuando comas fuera de casa, procura no salirte de tus rutinas y mantener siempre proporciones saludables. Escoger bien tus platos y no te dejes llevar por los caprichos. Lo mejor es optar siempre por alimentos a la plancha y dejar de lado los frutos, comidas procesadas y salsas.

Resultado de imagen de Café

9- Dormir entre 7 u 8 horas a diario
Dormir es muy importante y en muchos casos, no tener un sueño adecuado puede ser la razón por la que no perdemos peso y engordamos. Descansar de forma óptima permite que las hormonas que regulan el apetito estén equilibradas y se controle el aumento de peso corporal.

10- Elige bien los caprichos que tomas
Los alimentos dulces apetecen siempre, pero hay que tener en cuenta que los que podemos encontrar en el super contienen grandes cantidades de grasa y azúcar que no son saludables y no nos podemos permitir. Es por eso que en Dietpro encontrarás una gran variedad de snacks, que te ayudarán a mantener la línea en cualquier parte y a no caer en la tentación de comer alimentos ultraprocesados del supermercado.

Ahora que ya conoces nuestros consejos, ¿los vas a poner en práctica este verano?

Siguiente Anterior

Deja tu comentario