Recuperar tu figura después del embarazo

Publicado el 14/06/2013

Temas: Ejercicio Físico y Deporte ,   Dieta y Control de Peso ,   General ,  

El embarazo es una época en la que es muy importante cuidar la alimentación y sobretodo no hacer restricciones, sino más bien complementar la dieta con ciertos nutrientes susceptibles de hacer déficit. Por ejemplo, cuando una mujer decide quedarse embarazada, es importante que haga un aporte suficiente en vitamina B9 (ácido fólico) y vitamina E para garantizar la buena implantación del óvulo fecundado y garantizar así el embarazo. Además, el ácido fólico es fundamental para el correcto desarrollo del feto. Las necesidades energéticas, así como la cantidad de hidratos de carbono, proteínas se ven igualmente aumentadas. Es fundamental asegurar un buen aporte de ácidos grasos mono e insaturados y de minerales y vitaminas como el calcio o las vitaminas del grupo B. Por este motivo hay que asegurar un buen aporte de verduras, farináceos, frutas, productos lácteos, carne, pescado y huevo; en definitiva es importantísimo el seguimiento de una dieta sana, variada y equilibrada para poder así asegurar la buena nutrición del feto y garantizar su correcto desarrollo.

Durante la época de lactancia, no es aconsejable aún hacer ningún tipo de dieta. La pérdida de peso mediante una dieta (ya sea hipocalórica o proteínada) provoca una bajada de peso demasiado rápida, lo que puede provocar una menor producción de leche, además de no garantizar la máxima calidad de la leche, cosa no beneficiosa para el bebé. Así pues,  se aconseja que esperes a que tu bebé haya cumplido almenos dos meses, antes de plantearse bajar de peso.

Hay que tener en cuenta que durante el período de lactancia, hay un gasto energético mayor, por lo que el cuerpo quema más calorías y esto siempre te ayuda a bajar de peso de forma progresiva, para ir perdiendo esos kilogramos acumulados durante el embarazo.

Después de un embarazo, debes planearte volver a tu peso anterior al embarazo hacia los 6 meses después del parto. La mayoría de las mujeres pierden la mitad del peso en las 6 semanas después de dar a luz. El resto generalmente baja durante los siguientes meses. Una alimentación saludable con ejercicio diario te ayudará a perder kilos. Hay que procurar lograr una reducción de peso de alrededor de medio kilo a la semana. Esto se puede conseguir consumiendo menos cantidad de comida y con la práctica de ejercicio físico. Igualmente, cuando acabes el periodo de lactancia, tienes la opción de hacer una dieta que te permitirá bajar de peso mediante el consumo de productos ricos en proteínas y de valor energético. Además, te ayudará a volver a estilizar su figura.

No olvides que a parte de la alimentación, los ejercicios controlados por fisioterapeutas también ayudan a reforzar la musculatura de las zonas que han quedado más sensibles después de un embarazo. Para fortalecer los abdominales, el trabajo debe ser progresivo, y siempre a partir del momento en que el obstetra lo permita. Una buena manera de encararlo es mediante la utilización del método hipopresivo, esta técnica ayuda a reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales.

En todos los casos, tanto si decides iniciar una dieta como una rutina de ejercicios, consulta con los profesionales que mejor te puedan aconsejar!

Anterior

Deja tu comentario